La carta de presentación en inglés: imprescindible

Si escribir una carta de presentación en nuestro propio idioma es difícil y no por no saber hablarlo o escribirlo, sino porque a veces ordenar las ideas y exponerlas de forma clara y precisa, exige un esfuerzo al que estamos poco acostumbrados, hacer lo mismo en inglés, complica el asunto.

Cuando acompañamos nuestro currículum con una carta de presentación, lo hacemos con el objetivo de destacar entre el resto. El objetivo es describir y demostrar por qué nuestra candidatura es la mejor y en este caso, demostrarlo en inglés. ¿Cómo hacer para que así sea en un idioma distinto al nuestro? Los consejos que os damos a continuación pueden serviros para que la “eterna lucha” que supone enfrentarse a un folio en blanco, sea menor y os aclare algunas dudas.

Así, para empezar y puestos a “vendernos” y a presentarnos en inglés, vamos a aprovechar este momento para demostrar que nuestro inglés es el ideal para el puesto en el que estamos interesados. El idioma no va a ser un problema y lo dejaremos claro en nuestra forma de expresarnos.

–    Dicho esto, lo más aconsejable es huir del modelo estándar de carta de presentación y tener muy claras y muy ordenadas las ideas con las que vas a explicar por qué eres el mejor candidato para ese puesto.

–    Sabes cuál es la oferta de empleo que vas a solicitar, demuéstralo incluyendo el nombre del puesto, explicando cómo te enteraste de su publicación y aprovecha para explicar cómo tu experiencia responde al perfil profesional solicitado. Sin alargarte comenta cómo se ajusta tu experiencia al puesto y a la empresa a la que te estás dirigiendo.

–    Este punto te permite pasar después a destacar tus mejores cualidades, tus puntos fuertes y tus virtudes; pero sé directo y explica lo útiles que esos puntos fuertes serán en un puesto como el que estás solicitando. Incluye ejemplos de tu experiencia laboral anterior. Si además crees que hay algo en tu trayectoria profesional que debas destacar pero que se aleje de lo que están pidiendo, puedes explicarlo también pero siempre de forma positiva.

–    La mejor manera de ser directo, claro y conciso no es escribiendo frases largas. Las frases largas y complicadas no son sinónimo de fluidez. Huye de las estructuras complejas, al final pueden producir confusión.

–    Por una mera cuestión de imagen, no es aconsejable dar información acerca de si necesitas o no el puesto de trabajo. Esa información es irrelevante para la empresa.

–    Vuelve a facilitar tus datos de contacto al final de la carta. Aunque tus datos consten ya en tu currículum, cuanto más a mano estén para la persona que la lea, mejor.

–    Una vez escrita la carta sólo te queda repasarla. Asegúrate de que no hay errores. Busca a alguien nativo que te pueda ayudar. Si estás asistiendo a algún curso de inglés, seguro que tu profesor estará encantado de ayudarte.

–    Terminada y corregida tu carta: siéntate a leerla de nuevo tranquilamente. Ahora piensa: Si fueras tú el que la recibieras, ¿contratarías a esa persona? ¿Te llamaría la atención la carta de presentación que tienes en tus manos?

Compartido por
my oxford english

Autor: , Maria

Fuente: http://blog.myoxfordenglish.es/2012/12/acompana-tu-curriculum-con-una-carta-de.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s