El Santo Grial del Liderazgo. Marva Collins

Podemos pasarnos horas y días enteros hablando de liderazgo; podemos hacer miles de definiciones de lo que es o lo que no es el liderazgo, pero sin duda lo mejor para entender el liderazgo es ver ejemplos de vida, personas que contra viento y marea, han sido capaces de liderar proyectos basándose en sus creencias, en sus convicciones y en sus posibilidades.

Hoy quiero traer a mi blog a todo un ejemplo de liderazgo y de gestión de personas inspirado en una conferencia de Tal Ben-Shahar ( americano israelí, profesor y escritor de Liderazgo y Psicología) titulada : “The Holy Grail of Leadership”
Uno de estos ejemplos de vida y de liderazgo es Marva Collins, una excepcional mujer, que decidió ejercer ese liderazgo en un mundo tan difícil y tan absolutamente necesario a la vez como es la educación de los niños.Con las dificultades añadidas de que esta mujer nació en los años 30 en EEUU, de padre afroamericano y negro, en un momento en el que había una gran discriminación contra la mujer y contra los negros.  En su libro “Marva Collins Way”, relata como entiende ella la educación, y como es necesario creer en las posibilidades de los niños, independientemente de la etiqueta que el sistema educativo les haya puesto. Después de una amplia carrera docente en colegios oficiales decidió fundar su propia escuela para poder llevar a cabo su propio método de enseñanza.

Marva parte de un principio fundamental que es su amor por los niños y por la educación. Su método consiste en dejar de lado todos las ideas preconcebidas sobre aquellos niños que han sido tachados por el sistema educativo norteamericano como “conflictivos” e “imposibles”, y comenzar una nueva educación con ellos basada en la autoconfianza y en  una de sus frases geniales: “Confía en ti mismo. Piensa por ti mismo. Actúa por tí mismo. Habla por ti. Sé tú mismo. La imitación es un suicidio “.

En su primer día de clase les dice a sus alumnos: “Vamos a hacer un montón de creencia en nosotros mismos” “Sé que pueden tener éxito, sé que pueden ser buenos, espero mucho de ustedes” “Dejen de culpar al gobierno, dejen de culpar a su padres, dejen de culpar a su maestra, sean responsables de su vida, sé que pueden tener éxito” Y estos niños supuestamente “imposibles” comenzaron a leer a Shakespeare, a Eurípides y en cuarto grado resuelven matemáticas de secundaria;

El sistema educativo no podía creer que esta mujer fuera capaz de conseguir esto con los niños y comenzaron los rumores de que lo conseguía por la fuerza; Marva Collins cansada de estos rumores deja el sistema escolar y funda su propia escuela. En principio esa escuela es la cocina de su casa con solo 8 alumnos. Este número irá posteriormente creciendo con niños que son “desertores” de la escuela pública. Al llegar más estudiantes se mudan a una choza donde se mueren de frío en invierno y de calor en verano, pero les mantiene su impulso, su pasión y su creencia.

Todos los estudiantes de la escuela de Marva Collins (todos sin excepción) se gradúan es primaria, en secundaria y terminan la Universidad.

Marva Collins vive durante bastante tiempo en la pobreza; su escuela es una escuela privada y la mayoría de esos niños son de familias pobres y no pueden pagar.

Esta situación de pobreza cambia en el año 1979 cuando un productor de un programa de televisión oye hablar de Marva y le dedica 12 min en un programa. Gracias a esto se vuelve famosa y se hace una película sobre su vida y su escuela.

Dos presidentes de EEUU, Ronald Reagan y George Bush padre la llaman para ofrecerle el cargo de Secretaria de Educación ( equivalente a Ministra de Educación) pero Marva Collins lo rechaza las dos veces  argumentando que su “vocación es la enseñanza” y “mi lugar está en el aula”.

En el año 1995 un filántropo norteamericano le da 100 mill de dólares y Marva funda escuelas por todo EEUU.

¿Cuál es entonces la esencia del método de enseñanza de Marva Collins? La esencia es encontrar la semilla porque cada niño tiene una semillas o varias semillas; identifica esa semilla y la riega y las pone a la luz.

¿Cuándo somos responsables de nuestra vida? cuando aceptamos que no depende de nadie más que de mi, hacer lo mejor de mi vida.

El padre de Marva creyó en ella, la hizo creer en ella y en sus posibilidades y ella el resto de su vida hizo creer a todos sus alumnos en las posibilidades que tenían cada uno de ellos.

 

Compartido por
Eva Collado Durán

 

Autor:

Fuente: http://www.redeshumanas20.com/2013/01/el-liderazgosi-no-puedes-cometer-un.html

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s